Pablo Rubio recomienda bucear en Buzios

Pablo Rubio es tajante: Buzios es el mejor lugar para iniciarse en el mundo del deporte extremo del buceo y eso se debe mayoritariamente a que  la belleza de esta ciudad no solamente se limita a su parte terrestre y a la vista sino que también cuenta con una belleza increíble bajo el agua.

Esta ciudad está rodeada de bellezas naturales, de playas y numerosa vida marina. En la región metropolitana encontrarás diversos puntos de buceo, que se pueden alcanzar desde las playas, como João Fernandes, Ferradura, João Fernandinho y Ferradurinha.

Sin embargo, los puntos claves para arrancar las salidas en barco dirigiéndose a bucear son dos islas donde tanto principiantes como intermedios eligen salir:  Âncora y Gravatás.

Puntos de buceo en Buzios

La isla de Âncora es considerada el mejor punto de buceo de la región y en esto coincide Pablo Rubio. ¿El motivo? Alberga gran cantidad de fauna marina como peces, rayas y al mismo tiempo cuenta con gran cantidad de flora exclusiva de la región y su superficie está formado por grandes rocas.

La profundidad de Ancora está entre cinco  a veinte metros en la parte enfrentada al continente, mientras que hacia alta mar, la profundidad puede alcanzar 60 metros. Se destaca no solo por ello sino que es uno de los spots más elegidos para tomar fotografías y crear videos. Esta isla además ofrece la posibilidad de hacer buceo nocturno, pero siempre bajo el cuidado de un instructor porque un encuentro con sus tortugas marinas gigantes sin cuidado puede llegar a ser peligroso.

Luego de Fernando do Noronha, uno de los puntos más escogidos de Brasil para bucear es Buzios reconoce Pablo Rubio que destaca la sensación de libertad que brinda este deporte extremo.  

El bautismo en Buzios

Es clave hacer el bautismo en Buzios dado que tanto las profundidades y el ecosistema resultan amigables para un recién iniciado. Pablo Rubio reconoce que cualquier persona en su bautismo experimentará nervios e incluso temor, por lo que es clave confiar en nuestros instructores y dejarnos llevar por sus recomendaciones.

Bajo el agua, el instructor nos guiará con señas para que sepamos si estamos bien y si debemos seguir. La expedición bajo el agua dura aproximadamente tres horas y el costo de iniciarse en este deporte extremo es de 250 R$.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *