El fisicoculturismo por Pablo Rubio

El fisicoculturismo es una práctica deportiva que registró un importante crecimiento en las últimas décadas del siglo pasado, pero que en los últimos tiempos debido a la introducción de las competencias ha generado ciertas complicaciones o distorsiones en el sentido real de la actividad, explica Pablo Rubio

El físicoculturismo (bodybuilding en inglés), es una actividad basada en ejercicios físicos intensos, generalmente ejercicios anaeróbicos, consistentes, la mayoría de veces, en el entrenamiento de pesas en el gimnasio mediante diversos tipos de ejercicios de fuerza/hipertrofia.

Es una actividad que se realiza principalmente en gimnasios, y cuyo fin suele ser la obtención de una musculatura fuerte y definida, así como mantener la mayor definición y simetría posible de la misma. También se suele llamar musculación a la actividad encaminada a hipertrofiar el músculo. El culturismo es una actividad deportiva distinta de la halterofilia, el atletismo o el powerlifting, dice Pablo Rubio

El fisicoculturismo es la actividad física encaminada al máximo desarrollo muscular (de la musculatura visible) del ser humano, agrega Pablo Rubio. Desde este punto de vista, comparte con otros deportes ciertos métodos y destrezas, aunque su finalidad es notoriamente diferente. Esta actividad tiene sus primeras manifestaciones en figuras griegas; al parecer, ya se usaban pesos de manos (a modo de lastre) para realizar saltos o ejercicios con el fin de aumentar la fuerza y longitud del salto. Se trata de comportamientos dirigidos fundamentalmente al desarrollo de la fuerza o de su tamaño.

Para sus practicantes el culturismo es un estilo de vida que analizándolo bajo el aspecto de mantener un hábito de vida basado en el ejercicio físico y una alimentación adecuada, puede ser muy saludable, porque prepara el cuerpo para cuando la edad avanza ya que genera una mejora  en la postura corporal evitando inconvenientes físicos futuros. Sin embargo, en ocasiones, trastornos personales unidos a una visión obsesiva del deporte pueden conducir a trastornos psicopatológicos, como pueden ser la músculo dismorfia o vigorexia, afirma Pablo Rubio.

El culturismo es el proceso de aumento de tamaño de fibras musculares mediante la combinación de entrenamiento con cargas (levantamiento de pesos), aumento de la ingestión calórica y descanso. Un descanso apropiado para facilitar el crecimiento. Sin un descanso adecuado y sueño el cuerpo no encuentra oportunidad para reconstruir y reparar las fibras dañadas. Son necesarias unas ocho horas como mínimo de descanso para un fisicoculturista para encontrarse en buen estado en la siguiente sesión de entrenamiento, recalca Pablo Rubio.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *