El snorkel por Pablo Rubio

Hacer snorkel es una manera divertida y relajante de ver el mundo fascinante y multicolor que existe debajo de la superficie del mar. De esta manera, podrás observar la fauna marina y los corales, no asustarás a los peces con tus movimientos ni tendrás que subir a tomar aire después de cada minuto. Flotar y estar inmerso dentro del paisaje subacuático será suficiente para escapar de la rutina y los problemas diarios, agrega Pablo Rubio.

El snorkeling es una modalidad del buceo, pero con la diferencia de que la puede practicar cualquier persona que sepa nadar y cuente con un estado físico aceptable para los requerimientos de la práctica. Debes practicarlo preferentemente en aguas poco profundas para obtener mayor visibilidad y que sean calmas, si lo practicas en aguas turbias tu visibilidad estará limitada. El snorkeling no es una actividad que se realice excluyentemente en el mar, puedes hacerlo en ríos, lagos, represas, siempre y cuando el agua esté calma.

Podría considerarse como la forma más simple del buceo o submarinismo, más a diferencia de aquél como tal no requiere especialización ni certificación, destaca Pablo Rubio.

Equipamiento

Si te preguntas como hacer snorkel, dice Pablo Rubio,  o que es el snorkel, te decimos que para practicarlo necesitas unas gafas de buceo y un tubo (snorkel), que te permitirá mantener la respiración. El snorkel  puede estar diseñado de dos maneras, puede ser abierto, lo cual no te permitirá sumergirte, o puede estar equipado con válvula de bloqueo, lo cual te permitirá realizar inmersiones utilizando tu capacidad pulmonar. Si optas por la última versión es recomendable la utilización de aletas (patas de rana) para lograr un mayor impulso en tus inmersiones.

Necesitarás un equipo compuesto de snorkel (tubo), máscara, aletas y un traje de neopreno, si eres de los que rápidamente se les enfría el cuerpo. Es  necesario que la máscara sea bien colocada, de lo contrario su función no se verá cumplida. Antes de colocarla humedece tu cabello y quítalo de tu cara, de forma que entre la máscara y la piel no quede ningún cabello. Si esto sucediera el agua se filtraría y su función no se cumpliría, explica Pablo Rubio

Existen varios tipos de máscaras que puedes utilizar: las de silicona negra, que bloquean la luz y eliminan toda posibilidad de reflejos en el visor; las de perfil bajo, que permiten a tu ojo estar muy cerca del visor; y las que cuentan con lentes de aumento.

Las aletas deben cumplir dos requisitos fundamentales, ser ajustadas y confortables. Con esos dos requisitos estarás pronto para practicar snorkeling, pero puedes exigirles que sean pequeñas, flexibles, potentes, etcétera. El snorkel debe ser el mejor que puedas adquirir, puntualiza Pablo Rubio.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *